Son momentos...

Son momentos que van pasando...Momentos, instantes y algún sueño que me acompañan en el camino

Los textos que aquí puedes leer están registrados y con derecho de autoría, o sea la mía.

Para ver mejor las fotos

Si deseáis ver mejor las fotos, podéis clikar sobre ellas y se verán en su tamaño original.

8 may. 2010




¿Qué puedo decir después de tanto tiempo de silencio?,  en el que no he contactado con nadie, ni a través de esta ventana, que es como mi corazón hablando al mundo, ni  contestanto a vuestros correos.

Pedir disculpas se queda corto, muy corto, e intentar explicar lo sucedido en estos meses sería demasiado largo.

Tal vez sólo una somera explicación, mi salud desde octubre ha estado con muchos problemas, de diversa índole y aún sigo. El jueves me realizaron una operación que tal vez ayude a resolver una parte.

Y estos 6 meses con mi niña...han sido durísmos, no sabría ni por dónde empezar a explicaros, la adaptación está siendo difícil y en algunos casos bastante dura, con continuos altibajos de moral, un sentimiento de frustración y de culpa extremo, con una sensación de desamparo y de ver que a veces el suelo se abre bajo mis piés y temer tanto caerme por allí como quedarme.

Tal vez por eso no he podido apenas ni deciros una palabra, no sabría cómo ni por dónde empezar, ya que apenas me lo se decir a mí. Y es tan grande la vergüenza de vivir este proceso así después de ser tan esperado...

Creo que ahí está una gran clave para mi silencio, la vergüenza, que me ahoga por momentos.

Voy queriendo poco a poco al pequeño viento huracanado que llegó a mi vida para ponerla patas arriba, realmente la quiero más de lo que me quiero reconocer a mí misma, pero me está costando y mucho. El amor incondicional no se genera porque sí y todos tan felices.

Al menos en mi caso no.

¿Pór qué hoy rompo este silencio? no lo sé, como tampoco sé cuándo lo volveré a hacer, pero a veces es necesario gritar al aire, dicen que oxigena el alma...

Os pido todas las disculpas del mundo por mi silencio, ya sabéis cada una a quien me refiero. Si puedo, y no lo garantizo, ahora que he empezado a poder abrir mi corazón, tal vez me de menos vergüenza seguir haciéndolo y os escriba a cada una, contando un poco.

Besos a los que sé que os preocupáis por mí, y también besos para los que acierten a pasar por aquí y se encuentren un trocito de mi corazón descansando por aquí, que a fin de cuentas es como mi casa, de hecho es mi casa, mi otra casa.

21 comentarios:

  1. Mi querida LOla, veo que aunque no estas en un buen momento me alegra saber de ti. Me gustaría estar mas cerca para poder ayudarte en todo lo que pudiese, eso es lo que hacen las almas gemelas ¿no?
    Desde aquí te mando todo mi apoyo y toda mi energía, esperando una pronta recuperación.
    Muchos besossssssssss

    ResponderEliminar
  2. Lola, llevo una temporada algo mala, por eso tampoco te he dejado ningún comentario. Al verte ahora me has llenado de alegría, no tienes que dar explicaciones, te entendemos perfectamente, me imagino lo duro que tiene que ser ese día a día, ya te dije en su momento que eres una mujer muy valiente. Espero que tu salud se restablezca por completo. Cuando quieras escribir te leeremos, cuando quieras estar callada, respetaremos tú silencio, pero siempre, siempre nos tendrás a tu lado. Te dejo mis mejores deseos para el futuro, espero que te llegue toda la felicidad que te mereces. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lola corazón, que bueno volvera saber de tí. Lo importante es que te mejores de la salud y vuelvas estar bien, esa si que seria una buena noticia.

    En cuanto a lo de tu niña... bienvenida al mundo real de los hijos, es muy duro en la mayoria de los casos, tanto que sea biológico como a doptado. ¿Altibajos? todos los del mundo y las dudas te acompañaran de por vida si lo habrá hecho bien o mal, si es lo adecuado o no y en fin, así cada día. La vida del común de los mortales.

    No es que te quiera decir que mal de muchos consuelo de... pero esta es la realidad, pero... ¿y lo que se les quiere y las alegrias que te dan, esto lo compensa todo.

    Lo dicho lo importante ahora es tu salud, para poder estar al cien por cien, porque los niños son agotadores.

    Un besazo Lola y adelante
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  4. Lola, nada de disculpas ni vergüenzas, si te ayuda escribir por aquí y descargarte, bienvenido sea. Si no es así, seguiremos aguardando que retornes con ganas y fortalecida.
    Desde lejos (o cerca, según se mire) te mandamos mucha energía positiva!


    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Lola
    Mis mejores deseos para que te recuperes pronto y mucho ánimo, ser mamá no es fácil, pero muy hermoso.

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  6. Hola Lola, Me alegra poder leerte, y espero que muy pronto se resuelvan los pequeños problemas de adaptación que lleva el ser mamá. Creo que dentro de poco tiempo volverás a sentir una energía desbordante, que te pondrá infinidad de sonrisas en los labios y en el alma. Eres una mujer muy valiente. Busca la serenidad y verás que te aconseja bien.
    Un abrazo
    lyria

    ResponderEliminar
  7. Animo amiga, todo es más sencillo de lo que parece. Suerte. Me gustaría poder verte pronto y un poco más animada. Te dejo un beso, y no seas tan mala contigo misma o no te lo perdonaré. Hasta pronto. ;)

    ResponderEliminar
  8. Unos besitos. Sabes que estoy por aquí para lo que necesites.
    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  9. Hola Lola, yo pienso que no tienes que decir nada, tampoco hace falta pedir disculpas
    ya estas explicando que no has podido estar,
    esto es un hobby no una obligacion y como tal
    tenemos que tomarlo, cuando se puede se escribe y cuando no se desconecta.
    un placer pasar por tu casa.
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Pedir disculpas? No, no, nosotros debemos darte las gracias a ti :)

    ResponderEliminar
  11. La vergüenza no te ayuda. Deshazte de ella inmediatamente.
    Las situaciones no son casi nunca como las esperamos, la vida no sigue el guión de nuestros sueños.
    Quizá tu hija no te ha dado por el momento lo que esperabas. Quizá te irá dando con el tiempo otras cosas que te servirán para crecer.
    Ya sabes, la felicidad no son fuegos artificiales todo el tiempo. Y tienes razón, el amor no surge siempre así porque sí. A la fuerza no vale. No se es madre de un minuto para otro. No se siente un amor infinito a primera vista. Las que han parido también lo saben.
    Haz las cosas lo mejor que puedas y sientas y manda a la m. a la vergüenza y la culpabilidad, porque precisamente tú no tienes porqué sentir eso.
    Y tampoco se puede ser una supermamá de la noche a la mañana, y menos si estás enferma. Hay un tiempo para cada cosa.
    Que el viento se vuelva brisa para ti. Te quiero y no me olvido de ti.

    ResponderEliminar
  12. Lola a todos nos pasan éstos momentos.Estaré cerquita cuando quieras asomarte a la ventana.Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. La salud es lo primero, tanta la física, como la del alma.
    Yo también escribo poco en los blogs, pero me gustaría ir poco a poco contactando con vosotros.
    Espero que todo se te arregle.
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  14. Loa espero que te mejores de salud, y que tus problemas se solucionen, ten fe, quien dijo que la vida es facil, se positiva y no te vengas abajo, cuidate mucho y me alegra saber de ti.
    Un beso muy fuerte guapa.

    ResponderEliminar
  15. Querida amiga,no sabes la alegria de volver a saber de ti,ojalá te recuperes muy pronto,y que la adaptación con la peque,poquito a poco se vaya resolviendo,sabes donde me tienes.
    Te quiero un monton.
    Noelia

    ResponderEliminar
  16. Lola! Mucha delicidad por ahi. Que bueno leerte siempre cuando "recuerdo" vivir. Un abrazo muy fuerte desde Perú, desde mi corazón! Nos encontramos en otra carta! Bye

    ResponderEliminar
  17. Sigo por aquí, ¿lo sabes? Felices fiestas y feliz 2011.
    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  18. Es real esa contradicción. Me parece que nos sucede a muchos, y sin embargo muy pocos sois capaces de verlo, y quizá casi nadie sea capaz de expresarlo con esta contundencia tan aérea.

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme unos momentos.

Vuestos regalos